La primera noche del gato adoptado - Gato adoptado - Familia feliz

La primera noche del gato adoptado

Primera noche gato adoptado

La primera noche del gato adoptado siempre está llena de incógnitas, ilusiones y expectativas. Seguramente no habrá salido aún de la habitación de adaptación, y ahí es donde debe dormir. Es importante tener claros algunos aspectos que detallaremos a continuación, para garantizar una adaptación al hogar y a la familia exitosa.

Es muy muy importante evitarle estrés, así que nada de forzarle a salir de la habitación de adaptación, déjale a su aire y ten siempre feromonas felinas para ayudarle en estos momentos de cambio.

La habitación de adaptación, su lugar seguro

Es vital para que la adaptación sea exitosa que pase la primera noche en la habitación de adaptación. Respeta su decisión, si se esconde permite que lo haga, saldrá cuando esté listo.

Si no hay más animales en casa

Y ha pasado el relajado y se ha mostrado curioso por salir de la habitación de adaptación puedes darle mayor acceso a la casa, pero este será el único caso en el que te aconsejamos puedas permitirle salir de la habitación de adaptación el primer día.

De todos modos, recuerda que tiene que ser el gato quien marque el ritmo.

Si hay más animales en casa

Siempre el gatito nuevo encerrado en la habitación de adaptación. No corras riesgos, es muy importante que tus compis no tengan experiencias negativas entre ellos.

No pasa nada, el gatito nuevo tiene todo lo necesario en la habitación de adaptación y le estás dando un lugar seguro, ya que nadie entrará en la habitación y se podrá empezar a relajar.

'Piensa que es vital para su adaptación que perciba la habitación de adaptación como un lugar sagrado, seguro y dónde nada malo le puede pasar'

Sin expectativas y con el mínimo estrés posible

La primera noche del gato adaptado es un momento muy especial, pero debes pensar que has cambiado el mundo de tu gatito, todo es nuevo y seguramente este abrumado y estresado por todas las novedades del día. Te aconsejamos no tener ninguna expectativa, simplemente céntrate en que este lo más tranquilo posible, respeta siempre sus ritmos, observa bien su lenguaje por si hay algo que estés haciendo mal y ten paciencia.

Prepárale una buena cena

Aunque es posible que no coma en tu presencia, no hay nada mejor para ofrecer una cálida bienvenida que una gran y cena. Prepárale algo rico, algo de comida húmeda buen sabrosa y recuerda que siempre debe tener agua fresca y limpia a su disposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir